¿Qué cantidad de libros se pueden leer en toda una vida?


Hablemos de una vida normal, de lector habitual desde la más tierna infancia; ese niño o niña cuyos padres inician desde muy temprano en ese hermoso vicio de la lectura.

Una persona bien enganchada a los libros y con una disciplina de lectura diaria, puede llegar a devorar un par de libros a la semana, lo cual supone unos cien libros al año, aproximadamente.  Durante los primeros cuarenta años de vida habrán pasado por sus manos y entrado por sus ojos unos cuatro mil libros. Libro más, libro menos. Es un número considerable de volúmenes. Cuatro mil.

Cuando esa persona cumpla los sesenta años de vida, el número de libros habrá ascendido hasta los seis mil. A todos esos libros habrá que sumarle el número de periódicos diarios leídos, más las revistas especializadas, artículos sueltos, pequeños textos de trabajo o grandes textos profesionales. Todo un mundo de lectura.

Decía el famoso científico Carl Sagan que lo máximo que se podía leer en toda una vida se acercaba a los cinco mil volúmenes, más o menos, por lo cual deberíamos ser muy selectivos al escoger o elegir los libros y sus autores, pensando en la enorme cantidad de materias y diferentes estilos y autores.

El gurú de la crítica literaria norteamericana Harold Bloom tiene un libro titulado El canon occidental, un estudio muy meticuloso de este pedante crítico que a veces resulta cargante con sus intolerancias a otras literaturas. En el citado libro, que recomiendo, hace gala de su conocimiento y afinidad sobre la literatura anglosajona en general. No coincido con él en muchas cosas, pero eso es harina para otro post.

Pienso que cada lector tiene su canon particular, su relación de obras fundamentales leídas, asimiladas y de posible relectura en un futuro más o menos cercano. Son esos libros que nos resultan magistrales; esas obras literarias que recomendaríamos a todo buen lector o aficionado a la lectura.

Por supuesto que también tengo mi canon particular y es posible que en algún momento me atreva a exponerlo a mis posibles lectores, que más bien son pocos. Lo que sí puedo anticipar es que, echando cuentas y exprimiendo mi memoria, mis lecturas acumuladas durante mis sesenta y ocho años de vida no son muchas.  Y no lo son porque desde los catorce años me dediqué a trabajar durante largas jornadas, alternando con el estudio nocturno. Cuando más he leído, de continuo, ha sido desde mi jubilación a los sesenta años, motivada por el paro a dicha edad y sin posibilidades de nuevo trabajo. Como mucho habré leído, hasta el momento, setecientos u ochocientos libros, aparte de revistas (muchísimas, de tipo político, libertario, literarias…), periódicos y temas similares. En cuestión de libros no son muchos y tampoco creo me quedan años de vida para leer otros mil o mil quinientos. No soy un lector rápido; mi marca no llega a los dos libros por semana como algo fijo. Algunas semanas lo consigo, pero otras me lleva toda la semana leer un volumen de gran cantidad de páginas; sobre todo cuando su lectura requiere continuas consultas y búsquedas de información.

Pero tengo claro que hay lecturas fundamentales para poder llegar a la conclusión de que has escogido los libros acertados que ayuden a comprender el mundo y sus demonios, el alma humana y la eterna lucha por la vida.

Hay dos libros que son muy recomendables para cualquier iniciado en la literatura: uno de ellos nos habla de una guerra, una gran guerra del mundo antiguo que duró más de diez años. El otro nos cuenta el regreso de un hombre a su casa en un endiablado y tortuoso viajes de años de duración. En esos dos libros aprendemos todos los impedimentos, mitos, engaños, traiciones, generosidad, luchas y miserias del ser humano. Sus títulos: La Iliada y La Odisea

Otro de mis autores fundamentales es el gran y poco conocido por las nuevas generaciones (las de antes tampoco mucho) Miguel de Cervantes y su Don Quijote, más sus Novelas Ejemplares

Como última recomendación, para no hacer interminable este post, recomendaría al gran Shakespeare y todas sus obras, incluidos sus Poemas de amor.

Dice Paul Auster que en Don Quijote se encuentran escritas todas las novelas, porque Cervantes revolucionó la literatura con esa gran novela. El resto de novelas son relatos que se encuantran en el germen del Quijote.

(Jaén, 15 de Julio de 2013)

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¿Qué cantidad de libros se pueden leer en toda una vida?

  1. Sofista dijo:

    Un par de libros por semana leía yo cuando tenía tiempo, ahora si llego a leer uno al mes ya es mucho… De todas maneras mi número de libros leidos sería mayor si no me diera por releer algunas obras, pero es que hay libros que disfruto tanto que me gusta releerlos.
    Me gusta esta entrada, aunque discrepo en los poemas de amor shakespirianos, no me gustan ni español ni en inglés.
    Saludos

  2. Que ameno leerte, me encanta.
    Pues yo Lobo pienso que me habré leido casi 500 libros.
    Antes era una devoradora de ellos, y un poco maniática y hasta que no supiera el final no paraba.
    Recuerdo que de pequeña iba todos los días a la biblioteca. Y bueno, ahora leo, pero poco.
    Quién lo driría, como de rápido se puede perder el hábito a la lectura, si es uno de los mayores placeres que existen, la forma más barata de viajar y aprender.
    Un beso rey, jejejej.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s