Lisbeth Salander


 
 
Hay historias que te agarran la mente casi por completo; no sabría explicar muy bien la razón en mi caso, pero me ha sucedido en diferentes ocasiones. Quizá sea el personaje, un personaje, varios, o la misma trama de la historia, o el estilo del autor. Hay autores y autoras que enganchan de por vida. Recuerdo en mi juventud la lectura de un par de obras: Cien años de soledad, de García Márquez, me tuvo casi un año sin poder leer otra cosa; tal fue su poder a mis veinte años. Fue mi primera inmersión en el realismo mágico literario. La otra lectura fue El Dios de la luvia llora sobre Méjico, del húngaro Laszlo Passuth; tendría unos 22 años y la lectura la realicé durante un verano que no salí de Madrid. El estilo narrativo y el descubrimiento de aquella hazaña tan canalla de la conquista del Imperio Azteca, que en nada se parecía a lo que habíamos estudiado en el bachillerato, me heló la sangre. Hay lecturas que impactan, extrañan o sorprenden: esas son las fundamentales para cada uno de nosotros. Algunas son fundamentales en el mundo de la literatura y van formando ese "Canon" que cita el crítico literario Harold Bloom. Por cierto, el tal Bloom no cita ni a García Márquez ni al húngaro: para él no son fundamentales. Para mí lo fueron en su momento y creo que volveré a releer esos dos libros, para comparar mi visión cuarenta y dos años después.
 
Después hubo muchos otros libros que han sido fundamentales en mi visión de la literatura, porque entré algo tarde en el mundo de la novela o el relato; anteriormente fue la típica literatura juvenil e infantil de todos sus clásicos, y después me dio por la filosofía y sus complejidades a base de ensayos tortuosos (la tontería intelectual de la adolescencia con tal de llevar la contraria al sistema en aquellos grises años). También tuve años de sequía intelectual por motivos laborales y familiares: no tenía tiempo para nada. Cuando mis hijos fueron creciendo retomé la lectura poco a poco. Ahora es cuando dispongo de más tiempo para los libros y los temas que me apasionan: ya no me bloquea el trabajo ni los horarios. Trabajo a mi aire y mi tiempo no es de casi nadie.
 
Cuando menos lo esperaba aparece un personaje muy actual que ha trastornado un poco mi gusto literario. Es un personaje del tipo de los que no pensaba retomar: género de misterio, negro y policiaco, aunque confieso haberme leído en mi adolescencia a Agatha Christie enterita.
 
El personaje es un ser extraño y asocial; una chica con pinta de anoréxica y cara de pocos amigos, pearcings, bisexual, una lince informática, investigadora, hacker que piratea cualquier odenador puesto a su alcance, freaky total, viaja en moto, practica el boxeo y nadie sabe donde vive ni conoce su pasado, un turbio pasado lleno de espanto, mal trato y terror en internados psiquiátricos. Resumiendo: un angelito. Su nombre: Lisbeth Salander.
 
Con desconfianza, pero informado previamente por las críticas y reseñas literarias, me acerqué al primer tomo de Millenium, titulado Los hombres que no amaban a las mujeres. Antes de terminar el libro ya me había comprado el segundo tomo: La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina. Ahora soy de los varios millones de lectores de la obra del sueco Stieg Larsson que espera, ansiosamente, la publicación del tercer y último tomo de la obra (han prometido que será en Junio).
 
Lamento no estar de acuerdo con sus muchos detractores, entre ellos Javier Marías, pero creo que hay libros que sorprenden y punto. Algún día os contaré algo sobre un libro que nos encanta a Fernando Savater y a mí. La obra del fallecido Stieg Larsson está llena de vida, de misterio y de personajes contradictorios, pero se desarrolla en un mundo creible y actual, donde los investigadores privados y los periodistas freelance son reales, donde las altas finanzas manejan holdings y gobiernos, donde el crimen por encargo es real y casi diario, donde existe un submundo de automarginados que manejan el mundo virtual a su antojo y se pasean por los ordenadores sin dejar casi huella, donde el freakismo es algo habitual aunque no lo veamos en nuestro hábitat. La violencia presente el la obra está creada con imaginación, y las sorpresas son constantes. El resto de los personajes están bien diseñados, aunque el periodista Mikael Blomkvist a veces parece un poco subnormal en comparación con la freaky. Ella toma bastante veces la delantera en las investigaciones por saltarse a la torera todas las prohibiciones, normas y leyes habidas y por haber. Es una obra, hasta el segundo tomo que conozco, que engancha por su historia, sus personajes, el entorno donde se desarrolla (Suecia), el misterio, las sorpresas constantes y, a veces, el sindescanso que el lector vive de un capítulo a otro. No olvidemos que el autor era periodista, un periodista metido siempre en berenjenales de mafias, guerras y demás, por lo cual el ritmo narrativo es ligero y ameno, sin olvidar la seriedad que requiera el momento de cada capítulo.
 
El autor se encerró durante un tiempo hasta terminar su obra. Después buscó quien la publicara. Aquello, dicen, le dañó la salud. Murió de un infarto al tercer día de haber entregado el manuscrito del tercer y último volumen de la obra. No vio su obra publicada ni pudo disfrutar del éxito literario. Ahora son los buitres familiares los que, a hostias entre ellos, se disputan los derechos de autor de la obra y de las películas. Por cierto, ya está estrenada la primera.
 
No soy muy buen narrador para explicar las cosas y los casos, pero espero haber dejado bien claro que las dos primeras partes de Millenium se pueden leer sin temor a tragarse un folletín (tipo La sombra del viento).
 
El Lobo
 
 
 
 
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a Lisbeth Salander

  1. Fernan dijo:

    Tengo que confesar que ando ilusionada a la espera de la version pelicurera del libro, pero no creo que pueda acercarse a la intriga que proporciona el mismo. a mi me costo engancharme, el principio me parecio lento y un poco lioso, y ahora estoy deseando comenzar la segunda parte, me temo que el final del primero te hace desear continuar, lo cual es lo ideal si te a gustado..En fin, como tu pienso que los personajes son distintos, sobre todo lisbert, y bueno a veces tambien a mi el periodista me parecio un poco bobo,, pero eso son formas de ver..UN beso lobo, me alegra compartir gustos contigo.Tambien supe de la vida de autor, es curiosa le vida, cuando menos

  2. Kitiara dijo:

    Pues te diré, en relación a tu último párrafo, que yo he huído convenientemente de su lectura temiendo encontrarme con algo parecido al tipo de bluff que son La sombra del viento, Los pilares de la tierra o el horrendo Código da Vinci. A lo mejor por eso me estoy perdiendo algo bueno y prometo asomar la nariz por las primeras páginas. Y quedarme en las siguientes si procede, claro.Un abrazo, Lobo. Siempre bienvenido.

  3. Angela dijo:

    yo me llevo las dos primeras pa vacaciones después de resistirme y resistirme.. pero espero a empezar vacaciones para leerlas. De momento tengo otras cosas

  4. Shi dijo:

    A las buenas noches: Me han recomendado esos libros, pero la verdad qué pocos libros me enganchan, el último qué he leído de un tiron es El viaje al amor, de Eduardo Punset, los demás los suelo almacenar de diez en diez y voy leyendolos, pero sin duda el libro, entre otros muchos qué me encantó de manera especial fue La hoja roja de Miguel Delibes.Feliz finde. Cienes de besitos pal andando y cienes de y pico de abrazos.Shi.

  5. wilo dijo:

    je , recuerdo una entrada tuya de hace algunos meses , hablabas tambien de literatura , de libros y las dudas que tenias sobre las novelas de Larsson , yo te comenté que eran bastante pasteleros y la verdad es que como calidad literaria no van sobradas , pero lo cierto es que el personaje de Lisbeth , engancha y al fin y al cabo es lo que importa , no? Cien años de soledad , siempre que pienso en algo magico , pienso en Macondo ..un abrazo de un valenciano anti corbatas y anti Camps , a este tipejo nunca nos lo vamos a sacar de aqui y es que por estas tierras somos unos meninfots .

  6. Kapricornio dijo:

    Vaya vaya, veo que el Club Larsson es amplio y frondoso, yo tambien soy otra enganchada, la verdad es que me acerqué a esta trilogía ( estoy que me como las unas por leer el tercero) un poco por la publicidad que tenía, a ver que me encontraba, y como dices, te sorprende, y no solo eso, te secuestra, te embebe, te llena, te lleva y te trae…. me encantó, y el segundo ya de infarto. Digo yo alomejor por esto el pobre autor se fue pa el otro barrio. Sea como sea esto también ha contribuido a lanzar la historia porque nos va la marcha, no puede negarse, y el morbo más.Una cosa que no mencionas, te has dado cuenta el café que bebe esta gente? será cosa del clima? jo si beben más que los portugueses que ya es decir.Un abrazo Lobo, por cierto, has visto X Men, el origen, al guapisimo de Lobezno, pues también me encantó. A este lo dejaremos para otro día.

  7. Ellobo dijo:

    Es cierto, toman más café que los británicos té. Se pasan toda la obra sirviendo café cada vez que se visitan o están de reunión. Posiblemente sea el clima tan frio y antipático del norte.

  8. Elena dijo:

    ¿No eres un buen narrador?,…eso es una broma, ¿no?.Buen narrador, buen conversador, …buen Lobo.Besos!!

  9. gOtaSmaR dijo:

    no me había dado cuetna de esta entrada lobo……interesante y un dato no se puede comparar nunca la trama de un libro a como se ve luego en una peli………un beso

  10. -Aterciopelada dijo:

    Hola Lobito, esta entrada me encanta, ya la leí hace unos días pero no te había dejado comentario.A mi de pivita me gustaba leerme Relato de un naufrago de Garcia Marquez también, me lo habré leido más de cinco veces por lo menos, me encanta como explicaba las cosas. El de Cien años de soledad, me lo empecé a leer un día, me gustó un montón lo poco que lei, porque lo tuve que dejar, era mi epoca en la que no me podía concentrar para leer. Por casa lo tengo que tener, sabes? tengo la colección entera de libros de Garcia Marquez me la regaló mi madre. Me encanta eso que cuentas de que te dio por leer libracos con la inquieud del adolescente y por buscar la contraria, a mí también me pasó eso con el tema de la anarquía. Tenía 16 años cuando empecé a leer sobre elos, sobre los grapos también jajaja, además que conocí a Sanchez Casas y a otro que que pena no me acuerde el nombre, los dos que en paz descansen ya. Estuvieron muchos años en la carcel enfermos, muy enfermos… en fin no es este tema. A mi me gustan mucho los liros que hagan pensar, por cierto el otro día me leí Sidartta y la verdad que tampoco sentí que fuera para tanto, hay miles de libros mejores que ese. Aunque El lobo estepario me encantó. Pos nada Lobo cuando pueda me leeré Millenium, me encantará, a mí también me encanta leer libros de intriga, misterio, de policiacos. Hoy me he terminado EL PSICOANALISTA de John Katzenbach, creo que te encantará, es un poco tocho pero está también que en dos días te lo lees, está lleno de misterio, leetelo. Oye que sepas que eres muy buen narrados para explicar las cosas y los casos, de verdad y no es por hacerte la pelota, muchos abrazos mi Lobito!!!

  11. Carmeta dijo:

    ATERCIOPELADA ADA SI TIEENS CIEN AÑOS DE SOLEDAD EN CASA TE ACONSEJO QUE LO LEAS, TE VA A ENCANTAR LA FAMILIA BUENDIA Y SU PUEBLO MACONDO, Y EL CORONEL AURELIANO BUENDÍA, TE GUSTARÁ DE VERDAD.GRACIAS LOBO POR RECORDARNOS LIBROS TAN BELLOS.CARMEN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s