EL ENGAÑO


Decía mi padre que la mitad de la humanidad vivía de engañar a la otra mitad. El engaño es algo que nos viene asignado desde nuestro nacimiento; ya los primeros relatos bíblicos hacen mención al engaño, a la mentira, a la provocación justiciera de un dios cruel que nos hace a su imagen y semejanza. O quizá fuimos nosotros los que le hicimos a él, por la sencilla razón de que nos hacía falta para justificar muchas cosas injustificables: entre ellas el engaño. Y en todas las latitudes y culturas existe una religión que manipula el engaño, la mentira.

Con el paso de la historia nos hemos pulido y refinado en lo que al engaño se refiere, y en otras muchas cosas: ahora somos más, digamos, técnicos. Usamos el lenguaje para manipular las conciencias y justificar nuestra indecencia mental y moral; por ejemplo: "Daños colaterales". Es una frase compuesta de dos palabrejas que nos vienen al pelo para justificar muertes y sufrimientos innecesarios, cuyas víctimas no pintan nada ni nada tienen que decir, porque se les niega lo fundamental: la vida.

El engaño puede hasta justificarse filosóficamente: el tema del "libre albedrío", por ejemplo. Los llamados filósofos deterministas niegan ese libre albedrío en base al determinismo de la "causalidad", pero los partidarios de ese "libre albedrío" justifican (mediante esa "causalidad", que no casualidad) que somos muy dueños de elegir entre el bien y el mal, entre la verdad y el engaño mentiroso. Entre el cielo o el infierno bíblicos. Al final tropezamos, siempre, con la puñetera religión. Luego, si ese dios justifica el libre albedrío, no es un buen dios. Es malo, porque creó el mal a sabiendas de que no era nada bueno para el hombre. O quizá lo creó para evitarnos el aburrimiento: una ciudad de buenos y buenas totales tiene que ser la hostia de aburrida; toda ella llena de buenas personas, de gentes dispuestas a hacer el bien, empáticos totales con su prójimo más cercano, puros e impolutos, sin pecado concebidos y paridos, sin adulterios ni cuernos invisibles pero notables, una ciudad llena de cánticos espirituales y danzas folclóricas tipo Sección Femenina años 40/50……. No es lo nuestro. Lo nuestro es un balanceo constante entre la bondad y la maldad, pero sin llegar a la maldad absoluta. A esa maldad sólo llegaron los nazis y los estalinistas (y entre medias nuestro gallego y algún impresentable más).

Lo que más duele es ver y comprobar que el engaño es un valor añadido a nuestra cultura social. El engaño suele ser privativo de ciertas clases sociales y profesionales que le sacan ese buen porcentaje de valor añadido: políticos, financieros, personajes de todo tipo de farándula, militares, iglesias que en mundo son, medios de comunicación…… Debajo estamos la infantería, los ciudadanos normalitos que también ejercemos el engaño, e incluso el autoengaño, para hacernos la vida un poco más soportable ante tanto engañador de clase alta. Es cuestión de supervivencia.

EL LOBO

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a EL ENGAÑO

  1. Elena dijo:

    Hoy mismo viendo una de esas noticias de estafas ha sido cuando ha dicho mi madre: "la picaresca ha existido toda la vida".
    Besos.
     

  2. julia tuliette dijo:

    has mezclado tantos conceptos en tu entrada que no sé por cuál empezar. El engaño, esa cosa tan vil, cuestión de supervivencia? pues si, a veces absolutamente necesario pero cuando llega a las cuotas de maldad … acaso no somos dueños, no ejercemos el libre albedrío cuando queremos o dejamos de querer engañar? cuando la conciencia nos dice pos allá vamos (a engañar) o ni por asomo engañaré? Y si dios ha creado el libre albedrío será porque considera que no somos niños ni estamos tarados para discernir el bien del mal y aun librándonos a nuestras batallas interiores, no nos está "diciendo" que para ser hombre hay que dejar atrás actitudes inmaduras, malévolas, infantiles y que rayan el más puro ridículo? No nos está diciendo: " concibo para ti una honorabilidad que aparte de ganártela a pulso, te está la oportunidad de demostrar que eres digno de compararte a mi"? porque a dios cuando lo encuentras no lo puedes engañar, él ve por dentro, él juzga y juzga bien … ya sabes, es el poder de tu conciencia y como todas las cosas buenas, eso se aprende en la escuela … los pícaros y los malévolos, estoy segura de que no han ido a la buena escuela o no han tenido ninguna, que eso es peor. Besos

  3. Ellobo dijo:

    Lo siento mi querida Tuliette, pero un Dios imperfecto a creado criaturas imperfectas. Nacemos con taras mentales, emocionales y morales. Y eso… no hay un Dios que lo arregle. Sólo sé que Auschwitz puede repetirse en cualquier momento. Somos incapaces de mejorar como especie.
    Besos.

  4. Fernan dijo:

    ¡¡madre mia¡¡ despues de esto quien es sincero??
    De todos los engaños el que mas intento evitar es el autoengaño, creo que es el principio del mal, aunque supongo que todos somos un poco menos firmes con nuestras"mentiras"
    Asi que.. si intento no engañame de poco me sirve querer intentarlo con los demas, ni que me vengan con monsegas, ya sean politicas o religiosas … al pan pan y al vino vino..
    Un beso, sincero

  5. julia tuliette dijo:

    ya me encargaré yo de que no se repita Auschwitz, te lo juro Lobo …

  6. Morgane dijo:

    ¿Habrá un remedio contra el engaño?…quizás la coherencia….
    Besos sin trampa.
    Morgane

  7. Zaratustra dijo:

    Hola Lobo!
    No andaba mal encaminado tu padre con respecto al engaño…El miedo y la desconfianza mutua nos han enseñado a fingir y engañar como principio elemental de supervivencia,tanto en la jungla como en la ciudad,tanto a los animales,como a las personas.Es muy expresiva la imagen que colocas para ilustrar tu exposición que me recuerda, ya de niño,los tratos que hacíamos al cambiar cromos de tebeos…la frase era "agarrando ,agarrando",de tal modo que los cromos no pasaban de una mano a otra,casi a estirones,hasta que se tenía la seguridad que nadie se iba a quedar sin hacer la entrega del dichos cromos.En lo que respecta al "libre albedrío",te diría que mitad y mitad…personalmente no creo mucho en la libertad,sea psicológica,como antropológica, política y cualquier otra forma de ver esa facultad,que consiste en hacer  lo que en realidad quiere uno hacer,pero tampoco creo que todo esté prederterminado ya de antemano, y que todos tenemos una "ventana" de libertad y cordura que nos permite la posibilidad de elegir en alguna medida…a eso le llamaría yo libertad,a esa posibilidad.Los dioses,pienso que son un intento del cerebro humano de dar una respuesta a la angustia,al sufrimiento y a la muerte…dar un sentido a todo lo que ignoramos,una explicación impotente y un intento desesperado de poner un final feliz a nuestra historias personales.
    En fin, Lobo…los "daños colaterales",un simple eufemísmo para no usar la palabra, injusticia criminal.
    El tema da para toda una vida.Te felicito por sacar el tema de reflexión.
    Abrazos.
    Zaratustra.

  8. NORHA E. dijo:

    Y tenia razon tu padre, medio mundo se hizo para comerse el otro medio… es salgo que escuche desde pequeña. Quien no lo haya hecho de alguna forma, que tire la primera piedra, el que menos ha engañado, rie para no llorar y es el autoengaño. Asi que en esta entrada no se salva ni DIOS.
     
    Un saludo desde este lado del Oceano

  9. Kapricornio dijo:

    Es curioso que entre aqui y lea esta entrada porque hoy me puse a pensar en este mismo tema cuando escuche una frase en la tele, el engaño es facil, decir la verdad es lo realmente dificil. Y es que el engaño desgraciadamente es utilizado como modo común de relacionarse en sociedad, te mantienes en ella, eres bien considerado, la gente te quiere y piensa bien de ti porque das a cada cual lo que quiere quitando un poquillo de alli y poniendo otro poquillo allá, asi vamos, y aqui no vale rasgarse las vestiduras porque todos lo utilizamos, o quien no utiliza cada día alguna que otra mentirijilla piadosa?
    El problema es donde está esa fina línea que diferencia la mentirijilla del engaño? Este es el dilema porque claro cada cual tendrá pintará la suya.
    Interesante reflexión.
    Besos.

  10. S a n d r a dijo:

    Arma de doble  filo… hay quien busca ser engañado y regodearse en su propia lástima… y tambien hay quien lo utiliza con un encanto admirable.
     
    En su medida y bien llevado puede ser aceptable, sin dudarlo.
     
    Más  b e s o s

  11. S a n d r a dijo:

    Arma de doble  filo… hay quien busca ser engañado y regodearse en su propia lástima… y tambien hay quien lo utiliza con un encanto admirable.
     
    En su medida y bien llevado puede ser aceptable, sin dudarlo.
     
    Más  b e s o s

  12. Maria dijo:

     
     
     
    Vaya y yo sin ver esta entrada tan interesante del lobo… !!VAYA SI LO ES¡¡
    la lastima de los blogs es que el dueño del espacio despues de colgar un tema interesante como este
    desaparesca y no se prosiga a debatir o dejar, AUNQUE SEA  así por encima su opinión al respecto de lo dicho
    por los demás… pero bueno, que veo que es  la carencia de muchos blogs
    …despues de ver diez entradas y leer las opiniones, ¿valdría de algo que me tome un tiempo en responder?
    Los anteriores visitantes de este espacio iban a entrar  otra vez a ver si hay algo nuevo?
     
    Lobo podrías hacer o decir algo al respecto de mi mensaje?
    gracias y saludos  
     
       

  13. Gloria. dijo:

    TE LEO Y ME QUEDO AQUI PARA COMENTARTE…. por un tiempo  , voy a autoengañarme , sino , creo que no lo cuento. Me parece todo tan falso. En fin , espero que con la cirujia me devuelban la ilusión en …. eso… ¿ en qué ?
    Un beso grande Lobo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s