EL TIEMPO Y SUS CAMBIOS


 
Entre las dos imágenes de arriba ha transcurrido un siglo, cien años. Tiempo insignificante en la escala planetaria, mínimo en la vida de la especia humana. Desde la aparición de nuestra especie los siglos transcurrieron lenta, muy lentamente, con sus avatares, civilizaciones, conquistas y reconquistas, descubrimientos geográficos, guerras, intolerancia, fanatismo, periodos de paz seguidos de más guerras, cultura, esclavitud, incivilización……así hasta el siglo XIX.
 
 En el siguiente siglo las cosas sucedieron de diferente forma, mucho más rápidas y mucho más destructivamente. El siglo XX fue el de los avances científicos, la nuclearización, la electrónica, las revoluciones sociales y políticas a escala mundial, la descolonización de los continentes africano y asiático, las nuevas filosofías, las nuevas ideas religiosas, los grandes exterminios étnicos y las guerras localizadas, la eterna guerra fría entre dos colosos, la aparición de pandemias como el sida, el fin del irrealizable (por falso) sueño soviético, el triunfo del capitalismo salvaje, el desastre ecológico sin posibilidad de retorno, el resurgir de la dormida China, la aparición del terrorismo a escala mundial, los fundamentalismos e integrismos…….y entre medias de todo esto…..dos horrorosos conflictos mundiales de los que poco hemos aprendido: seguimos sin tolerarnos.
 
 El siglo XX se remata con la implantación de la informática y las nuevas tecnologías a escala mundial, incluidas en una globalización absurda y excluyente. Dos terceras partes de la humanidad jamás tendrán acceso a ella, aparte de estar condenadas a las hambrunas y carencias de todo tipo. Sin embargo el otro tercio se siente feliz con los mensajes globalizadores: ¡¡diviértase, no piense!!!.

Pero las imágenes dicen otra cosa. Dicen que la mujer ha cambiado, ha conquistado y ocupado una parcela antes vedada, prohibida, no pensada para ella, controlada por el patriarcado durante milenios. El siglo XX, con sus avances y retrocesos, devoró muchas cosas mantenidas durante siglos….la moral burguesa y muchas y obsoletas normas sociales entre ellas. Las convicciones mantenidas durante generaciones saltaron hechas añicos……la mujer aprende a controlar su destino, su futuro, su cuerpo y sus deseos. Es dueña de muchas cosas, es analítica y soñadora, emprendedora, creativa, voluntariosa, inteligente…ha ganado muchas batallas…….pero no la guerra. Queda mucho camino y no será fácil, pero lo conseguirá, siempre que no siga el camino estúpido de los hombres, siempre que sea ella misma. Las imitaciones sólo son buenas en el teatro.
 
Publicado en http://contracorriente.blogia.com en Julio del 2005
 
PD.- En verano la tele vive de muchas reposiciones, más que nada por problemas presupuestarios. Por el calor y las pocas ganas de pensar para dos blogs…. he decidido reponer algunas cosillas publicadas en Contracorriente.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s