NACIDOS PARA COMPRAR


 
Vivimos en un mundo donde la globalización del consumo, con sus leyes de libertad de mercado totalmente abiertas, nos permite observar que los anuncios dirigidos a los niños están en todas partes.
 
Antes los niños y adolescentes eran pequeños consumidores, actores secundarios. Ahora las empresas de marketing, con sus técnicas de gran alcance, reclutan legiones de pequeños protagonistas de anuncios.
 
Esto causa un gran impacto en la infancia, animando al consumo innecesario y creando esas falsas necesidades tan engañosas.
 
El impacto de la televisión es bestial. Fuera de la tele los anuncios los siguen machacando por todos lados. Ya han fijado su atención en los niños. Los anuncios les influyen…. y mucho.
 
Está en juego el bienestar social y emocional de nuestros menores.
 
Deberíamos desmontar esa infancia construida por el interés empresarial. Sería un buen paso para crear un mundo diferente, vivo y seguro para todos.
 
Recomiendo a las mamás y los papás, interesados por el tema, un libro que analiza todo lo dicho desde la perspectiva del mercado norteamericano, apreciando que la globalización del mercado es eso… mundial. Y nos afecta bastante en nuestro país.
 
El libro se devora por su interés:
 
Nacidos para comprar. Los nuevos consumidores infantiles.
Juliet B. Schor
Ediciones Paidós, Barcelona. 2006
 
 
 
 
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a NACIDOS PARA COMPRAR

  1. Fedón dijo:

    Vivimos en un tiempo donde los valores se dictan según las modas, y hoy consumir lo es todo. Los primeros, los padres que para acallar la mala conciencia del poco tiempo dedicado a la educación de los hijos, los sientan frente a la tele y antes de que pidan lo que desean, ya lo tienen.
    Tiempos difíciles donde vales según posees. ¿…?

  2. Gloria dijo:

    El caso es que el consumismoatrapa a nuestros niños,adolescentes y a nosotrosmismos y esto lo odio con tal intensidad que me descoloca,desborda mis principios….
    Crrueles ellos que lo hacen con manifiesta tortura subliminal,topres nosotros que caemos em las redes.
    Aprenderemos a saber decir no?
    Gloria
    P.D.
    Gracias lobito bueno por tus palabras.

  3. Shi dijo:

                       Bueno sip pero no, jajajjajaja. A ver, hablo por mi hija, ella sabe que todo cuesta dinero, que el dinero se consigue trabajando, y que hay que distribuirlo en todo lo que se necesita. Pero yo no veo mal que un niño disponga de juegos, aunque no estoy del todo de acuerdo en ponerselo fácil, tan fácil que se hacen vagos.
                       Si te fijas, las empresas aprovechan el tirón, hoy la mayoria de los padres trabajan los dos, muchas veces los niños los cuidan los abuelos, y estos se vanaglorian de que el niño con 3 años manerja el ordenador, si, ya. O me vas a decir que no??
                      Incluso los libros son marketing, por mucho que leas, nadie se instruye. Tengo una amiga que da charlas a padres de como educar a sus hijos, y cuando se caso, y ha tenido sus hijos, me reconoce que sus charlas no le sirven de mucho. Pero que ella se gana la vida con eso, y la gente mientras intentan hacer pues oye, no esta mal del todo.
                     Un mundo más bonito no esta en tener mejor cosas, si no en aprovechar mejor los recursos, en entender que nadie es perfecto ya que solo nadie lo es, y sobre todo que vivan los defectos que hay mas para aplaudir que virtudes y  fuera complejos. Y en los anuncios que enseñen a los niños a reirse de las tontadas que dicen, si tu te ries del detergente y de que chasco tal juguete, el niño deja de prestarles atención asi de un plas y encima le enseñas a ser ironico, que eso va de kinder en este mundo de hoy. ¿o voy a estar equivocada?
                 Cienes de besitos pal andando.

  4. Ahdia dijo:

    Hola Lobo , te contare una cosa que me causa asombro. A veces cuido de mi sobrinito de 15 meses. Desde que tenia seis, mas o menos, al oír los anuncios de Créditos fáciles que tanto abundan ahora en todas las cadenas,dej todo en lo que esta ocupado y se queda embobado con estos anuncios……..Sospechosisimo.
    Un saludo

  5. ana dijo:

    Super!! gracias por el dato, pero creo que la responsabilidad la tenemos nosotros
    un abrazo
    GAtTa

  6. Fernan dijo:

    has dado en  la diana,, pero, supongo que como todo, pocos padres se paran a pensar en esas cosas, es mas facil, compara al niño el juguete de turno, de la pelicula de turno, y hacelo feliz consumidor,  padres tranquilos, y niño feliz,, eso si,, cuando el niño vuelva a sentir que necesita un nuevo juguete que atraiga su atencion, hay de nuevo  os papas, dsitrayendose lo menos posible de sus urgencias diarias, el dinero arregla todo,, nuevos juguetes y nuevos ratos de felicidad comprada,,Y luego nos extrrañamos de que esto vaya asi,,, jooo, demasiado, si alguno todavia piensa..
     
     
    un besito lobito

  7. Rosana dijo:

    Muy interesante y real.
    Con mi hijo de casi 7 años lo vivo a diario…
    aunque mi respuesta en NO a casi todo lo que pide,
    ya sea porque no me gusta o porque es inaccesible
    económicamente para mi bolsillo…
     
    Besos.
    Rosana.
     

  8. Fenix dijo:

    Mis hijas ya son mayores, pero el libro me parece interesante… los niños que hoy están creciendo siendo protagonistas de un consumismo feroz, serán mañana los hombres y las mujeres que dirigirán los destinos del mundo.
    Un saludo

  9. Unknown dijo:

    La teoría prohibe los anuncios destinados al público infantil por su elevada influenciabilidad y por atenta contra la infancia y los derechos del niño… la realidad es bien distinta.
     
    Dice una canción de SKA-P:
    ¡Puto dinero! La Sociedadad de consumo me ha convertido en su servidor. / ¡Puto dinero! Siempre con el agua al cuello, esta es la vida del consumidor. / Esclavo, de la puta publicidad, esclavo soy / Esclavo, la sociedad del bienestar no es para todos por igual.
     
    Y dijo el grandísimo humorista Groucho Marx:
    ¡Hay tantas cosas en esta vida que valen más que el dinero…! ¡¡¡Pero cuestan tanto….!!!

  10. Elena dijo:

     
    Saludos Lobo.
    Ahora estoy leyendo "Un mundo feliz", uno de los grandes clásicos de mi lista de clásicos pendientes de leer, ya que justa o injustamente soy de las que piensa que queda poco por decir en la literatura que no se haya dicho ya, y es realmente escalofriante como  refleja el condicionamiento y el adoctrinamiento  hacia el consumo  en una sociedad inquietamente parecida a la nuestra.
    He tomado nota de tus referencias bibliográficas, especialmente de Auster, ya que hace poco un buen amigo me hablaba de lo que ha disfrutado de sus obras.
    Bueno,me alegra haber seguido la recomendación de K.Ha sido un placer visitar tu space.
    Hasta pronto.
     
     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s